No te sugerimos un cambio radical en tu dieta, sin embargo, disminuir paulatina y considerablemente el consumo de azucares refinadas, sales y grasas malas, te ayudará a adaptarte más fácil a una alimentación sana.

Dieta Equilibrada

Es importante hacer énfasis en esto y no debe tomarse tan a la ligera, ya que comer a destiempo puede traer problemas de obesidad, presión arterial e incluso diabetes tipo 2. Esto se da cada que te saltas un alimento o tardas en ingerirlo.

Come a tus horas

Lo recomendable es procurar 30 minutos diarios de actividad física, esto te permitirá quemar las calorías sobrantes y fortalecer músculos y huesos, asimismo, te ayudará a controlar la tensión arterial, el colesterol y los niveles de glucosa en sangre, además de contribuir a la eliminación del estrés y ayudarte a dormir mejor.

Ejercítate